Normativa

En Colombia se fijan dos grandes obligaciones formales en materia de precios de transferencia:

a) Presentación de Declaración Informativa Individual

Cuando un contribuyente del impuesto a la renta y complementarios posea un patrimonio bruto en el último día del año o periodo gravable igual o superior a los cien mil (100,000) UVT[1] (Unidad de Valor Tributario medida de valor establecida y reajustada anualmente por el gobierno con base en el Índice de Precios al Consumidor, IPC), o cuyos ingresos brutos del respectivo año sean iguales o superiores al equivalente a sesenta y un mil (61,000) UVT deberán informar a la autoridad tributaria todas y cada una de las operaciones que en el correspondiente año gravable realizaron con vinculados en un formulario prescrito para tal fin. Si bien es cierto esta declaración es de carácter informativo y no genera un impuesto a cargo como tal, sí resulta susceptible del régimen sancionatorio cuando no se presenta o se hace de manera extemporánea, con inconsistencias u omisiones. Las sanciones relativas a la obligación formal de presentar Declaración Informativa Individual podrían llegar hasta los veinte mil (20,000) UVT aproximadamente unos 16,000 dólares.

b) Presentación de documentación comprobatoria

Se encuentran obligados a la preparación y presentación de documentación comprobatoria ante la autoridad tributaria todos aquellos contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios cuyo patrimonio bruto en el último día del año o periodo gravable sea igual o superior a los cien mil (100,000) UVT, cuyos ingresos brutos del respectivo año sean iguales o superiores al equivalente a sesenta y un mil (61,000) UVT siempre y cuando la sumatoria de la totalidad de las operaciones realizadas con vinculados sea mayor o igual a los sesenta y un mil (61,000) UVT y simultáneamente la sumatoria anual acumulada por tipo de operación sea mayor o igual a treinta y dos mil (32,000) UVT.

En concordancia con lo indicado por la OCDE en la Acción 13 de BEPS, la cual sugiere reexaminar el estudio de precios de transferencia por cuanto la documentación comprobatoria es la forma de entrada de la empresa a la Administración Tributaria en este tema, lo que permite así mismo a la DIAN con la información allí consignada tener mejores procesos de fiscalización.  Los nuevos ajustes normativos establecidos en la Ley 1819 de diciembre de 2016 contemplan que la documentación comprobatoria debe contener un informe maestro con la información global relevante del grupo multinacional y un informe local con la información relativa a cada tipo de operación realizada por el contribuyente en la que demuestren la correcta aplicación de las normas del régimen de precios de transferencia, dentro de los plazos y condiciones que establezca el Gobierno Nacional.

El master file o informe maestro, que hará parte de la documentación que entrega el contribuyente dentro de la jurisdicción tributaria de su competencia con información del grupo, provee una visión general de grupo económico, así como de la naturaleza de las operaciones globales, políticas generales de los precios de transferencia y asignación global de ingresos, estructura organizacional del grupo, descripción de la actividad del grupo, acuerdos de servicios intragrupo, intangibles, actividades financieras intercompañía y ubicación, entre otros.

El local file podría decirse que es muy similar, si no idéntico, a la información que se suministra hoy en día mediante la documentación comprobatoria local. Tiene la estructura organizacional de la entidad, actividad económica, descripción de competidores, descripción de operaciones con relaciones, operaciones intragrupo entre los que está involucrado el análisis funcional y económico.

A partir del año gravable 2016, los contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios, que se ubiquen en alguno de los supuestos que se señalan adelante, deberán presentar un informe país por país que contendrá información relativa a la asignación global de ingresos e impuestos pagados por el grupo multinacional junto con ciertos indicadores relativos a su actividad económica a nivel global.

El country by country o reporte país por país consiste en un informe acerca de la distribución mundial de beneficios, impuestos pagados, ingresos, ganancias indicadores de actividad económica del grupo en general; es una distribución del grupo de acuerdo a cada una de sus entidades, es desagregar la actividad del grupo de acuerdo con ciertos indicadores financieros que describen al grupo económico.

En principio, quien presenta este informe sería la casa matriz o a quien se haya designado, el denominado “controlante designado”.

Supuestos

Entidades controlantes de grupos multinacionales, entendiéndose como tales a aquellas que reúnan los siguientes requisitos:

  1.  Sean residentes en Colombia.
  2. Tengan empresas filiales, subsidiarias, sucursales o establecimientos permanentes, que residan o se ubiquen en el extranjero, según sea el caso.
  3. No sean subsidiarias de otra empresa residente en el extranjero.
  4. Estén obligadas a elaborar, presentar y revelar estados financieros consolidados
  5. Hayan obtenido en el año o periodo gravable inmediatamente anterior ingresos consolidados para efectos contables equivalentes o superiores a ochenta y un millones (81,000,000) UVT aproximadamente 800,000 dólares.
  6. Sean entidades residentes en el territorio nacional o residentes en el extranjero con establecimiento permanente en el país, que hayan sido designadas por la entidad controladora del grupo multinacional residente en el extranjero como responsables de proporcionar el informe país por país a que se refiere el presente artículo.

Para el caso de las operaciones con paraísos fiscales no se tendrán en cuenta los topes de patrimonio o ingresos brutos, pues con el solo hecho de que el contribuyente sea declarante del impuesto a la renta y complementarios, y realice operaciones con vinculados ubicados o domiciliados en paraísos fiscales por una cuantía superior a los diez mil (10,000) UVT debe presentar documentación comprobatoria.

Las sanciones por el incumplimiento de esta obligación formal podrían llegar hasta los veinte mil (20,000) UVT aproximadamente, unos 200,000 dólares.

La información financiera y contable utilizada para la preparación de la documentación comprobatoria deberá estar firmada por el representante legal y el contador público o revisor fiscal respectivo.

La documentación comprobatoria debe conservarse por un término mínimo de cinco (5) años, contados a partir del 1 de enero del año siguiente al año gravable de su elaboración, expedición o recibo y tenerse a disposición de la Administración Tributaria cuando esta así lo requiera.

 

[1] El valor de la UVT para el año 2015 es de COP$ 28 279 y para el 2016 es de COP $29 753.